Hace una década reabría la Confitería de la Estación Sud

0

El 27 de julio de 2010 fue la inauguración para funcionar como como espacio cultural, después de permanecer cerrada durante 20 años.

Se convirtió en un lugar habitual para el ciclo de lecturas de poesía, obras de teatro, recitales, cine, festivales, arte circense, murgas y ferias. También congregó a un gran público en los sábados de música, con ciclos de tango, folklore y música popular.

Un rol muy importante tuvo la Asociación de Amigas de la Estación, que atendía a las y los visitantes con café y torta, quienes gestionaban esta dinámica.

Funcionó como sede de la feria de diseñadores locales, y progresivamente incorporó talleres, formando el primer laboratorio de música experimental, realizando clínicas, encuentros, actividades de vacaciones de invierno y ofreciendo el espacio para reuniones de diferentes asociaciones de la ciudad.

La decisión de la apertura fue del municipio y el gobierno de la provincia de Buenos Aires. A los pocos meses, también se inauguró la sala contigua, convirtiéndola en la Sala de Muestras, que se ocupó de exhibir las producciones de diseñadores e ilustradores formados en la Escuela de Artes Visuales de la ciudad.

Los últimos proyectos surgidos desde la Confitería de la Estación estuvieron relacionados con lo educativo, visitas guiadas y encuentros con escolares y público en general para dar a conocer la historia de la Estación Sud y los espacios próximos, como la Plaza del Tango y el pulso de los barrios a la vera de las vías férreas.

Deje su comentario