Brindan indicaciones para evitar incendios forestales
Brindan indicaciones para evitar incendios forestales

Ante la presencia sostenida de altas temperaturas en el territorio argentino, el Servicio Nacional del Manejo del Fuego publicó una serie de recomendaciones y datos a tener en cuenta al momento de encender fuego en lugares abiertos, y cómo proceder en caso de incendios. 

Entre las indicaciones para prevenir incendios forestales se enumeran; hacer fuego solo en los lugares habilitados, utilizando leña seca y caída que pueda cortarse con las manos, en un lugar despejado de pastos, ramas, árboles o elementos que puedan arder.

Nunca perder de vista el fuego y siempre tener a disposición recipientes con abundante agua. No hacer fuego debajo de los árboles y apagar el fuego correctamente, vertiendo agua en la fogata y sus alrededores y removiendo las cenizas para verificar que no queden brasas encendidas. Es de suma importancia controlar que el viento no arrastre chispas a los árboles o pastizales cercanos. 

Al abandonar el lugar, llevarse la basura ya que las latas y vidrios pueden actuar de lupa y provocar incendios. No arrojar colillas de cigarrillo ni fósforos encendidos sobre el suelo de zonas rurales y áreas protegidas. Tampoco encender fogatas en zonas cercanas a pastizales y bosques. 

En caso de detectar un incendio forestal, evacuar inmediatamente el área del incendio, acatando las indicaciones de las autoridades y cubriéndose la boca y nariz con un paño para evitar la inhalación de humo.

En caso de tener la posibilidad, caminar cerca de aguas abiertas poco profundas que podrían servir como vías de evacuación. Observar el comportamiento del fuego y no regresar a un área quemada ya que los sitios calientes pueden reactivarse sin previo aviso. 

El fenómeno del fuego se inicia mediante un proceso de combustión en el que se cuentan tres elementos fundamentales: el combustible, el oxígeno y el calor. 

Para el caso de los incendios forestales se considera combustible todo material de origen vegetal, independientemente de su estado, condición o ubicación. En estos materiales el compuesto básico es la celulosa presente en ramas, hierbas, árboles, raíces, entre otros. Cada combustible tiene una temperatura de ignición distinta, a la que es necesario llegar para inflamarlo.

El oxígeno es un gas que se encuentra en el aire -O2- que contribuye a los procesos químicos que ocurren durante el fuego. Cuando el combustible se quema, reacciona con el oxígeno del aire circundante, liberando calor y generando productos de combustión como gases y humo.

Finalmente, el calor es una forma de energía medible a través de la temperatura. La combustión es un proceso físico químico que consiste en una oxidación rápida que se lleva a cabo a altas temperaturas consumiendo oxígeno y combustible y que deja como resultado final un residuo que consiste mayormente en sales minerales –cenizas-. 

Categoría: Nacionales
2021-01-25 18:03:47
Relacionados
Estemos conectados
COOPERATIVA ECOMEDIOS