Amor por la velocidad y los fierros

0

Valentina Pereyra tiene 14 años y una profunda pasión por la mecánica y los vehículos, tal es así que a principios de este año tomó la decisión de comenzar a correr en karting. En diálogo con Ecomedios cuenta su experiencia.

“De chiquita me gustó todo lo que tiene que ver con los fierros y la velocidad. En mi familia siempre me enseñaron mecánica y me enseñaron a manejar. Todo eso me fue llevando a que este verano surgiera esto de andar en karting”, expresa.

A pesar de que en el ambiente predominan los varones, Valentina cuenta que se siente muy a gusto y en el mismo ambiente le abrieron las puertas enseguida. “Cuando tenía 10 años iba a las carreras para ver correr a mi tío, y yo amaba estar ahí. Así que convencí a mi tío y a mi papá para que me dejaran correr y a ellos les encantó la idea. Me encanta poder estar corriendo, es mi lugar y recibo todo el apoyo de todos”. 

Tras 7 carreras, Valentina tiene el objetivo de llegar lo más alto posible y experimentar correr con más vehículos. Tal es así que sonríe con gran felicidad al recordar que, como regalo para sus 15 años, fue invitada a la ciudad de La Plata para probar un Fórmula 4 durante el verano.

“Me encantan todos los fierros. Me gusta el formula, el midget, el karting, todo. Y tener la chance de subir a un Fórmula me pone re contenta. Arrancar joven me da más posibilidades cuando sea grande de llegar más lejos”.

Además, Valentina cuenta que cuando sube a estos vehículos siente adrenalina, disfrute por la velocidad y un deseo enorme de no querer bajarse.  También le encanta ver que en su grupo de amigas la presumen constantemente y a todos le cuentan que su amiga Vale es corredora de karting. 

Si bien construir un karting puede ser algo costoso, a través de rifas y ventas de pollo Valentina pudo construir su propio vehículo y está super agradecida a todos sus sponsors, especialmente a Jorge Diaz y su papá que le regalaron el motor y el chasis. 

Por último, Valentina resalta la importancia de animarse a “meter mano en los fierros”, adquirir conocimientos de mecánica no solo para vehículos de carrera sino para los urbanos, y también invita a las personas a perder sus miedos y animarse a cumplir sus sueños.

Deje su comentario